El cartel de la 19

Ya tenemos el cartel de la XIX Jornada de Música y Tradiciones.

‘Armen Estrépito’. Una jornada dedicada a la percusión en sus múltiples facetas.

La Península Ibérica es una tierra donde el ritmo y el compás se manifiestan de manera explícita. Sin embargo, en otras latitudes es habitual encontrarlos camuflados, escondidos tras las faldas de la armonía. Como por ejemplo, en el bal folk y las músicas cenroeuropeas. Donde se utiliza el silencio como un recurso más bajo el que subyace, inaudible, el compás de la música.

En la música tradicional ibérica sin embargo nunca fue así. El ritmo se coloca como protagonista estentóreo. Baja a la tierra encarnado en forma de pandereta, de pandero,  de cencerro, de caldero, de almirez, de zambomba, o de tambor.

Las estilizaciones relativamente modernas de las músicas de raíz popular, como son la escuela bolera o el flamenco, los suprimieron de un plumazo, por considerarlos quizá poco refinados. Una manifestación burda de la música. Una cosa poco “afrancesada”. Cuando en realidad, suponen todo lo contrario. El ritmo en Iberia suena porque tiene que sonar.  Porque tiene una función. Y un simbolismo. El palpito del corazón del planeta.  El alarido del cuero, y de la madera. El cepellón profundo, casi abisal, de nuestra cultura musical.

‘Armen estrépito’ es una de las frases que se canta en una de las partes de La Pastorela. Santo y seña de la cultura braojeña. ¿Qué manera mejor de invocar al estruendo este año?

Vengan ustedes y armen estrépito.

Venid con vuestros instrumentos y vuestras ganas de montar el pollo.

Traed todo lo que provoca la algarabía, el ‘escalzaperros”. Para sujetar este mundo.

Os esperamos el 26 de mayo de 2018. Para que cruja la tierra.